5 consejos para alcanzar tu punto muerto

Alcanzar tu punto muerto debe de ser uno de los objetivos financieros y de gestión más importantes de tu negocio. Porque si ni siquiera cubres los gastos de tu negocio seguro que tendrás problemas de tesorería, y acabarás cerrando al no generar suficientes ventas para alcanzar tu punto muerto. Por eso muchos negocios tienen que reflotarse reduciendo gastos, para así reducir el nivel de punto muerto. A la hora de calcular el punto muerto puedes hacerlo en unidades vendidas o en volumen de ingresos, dependiendo de si eres una empresa de venta de productos o de servicios. La cuestión es calcularlo, saber el punto a partir del cual tu nivel de venta te permite obtener beneficios. Y una vez que sepas cómo alcanzar tu punto muerto anual, lo calcules en meses e incluso semanas. Sólo sí podrás saber si tu nivel de ventas evoluciona como debería y si es suficiente para cubrir como mínimo los gastos de tu negocio. Una vez que tienes claras las cifras anteriores entonces puedes tomar las decisiones necesarias para alcanzar tu punto muerto lo antes posible:

  1. Invierte en marketing: aumentar el número de clientes y por lo tanto los ingresos es posible si se hace una buena estrategia de marketing. Hoy en día no hace falta tener un elevado presupuesto sino sobre todo no olvidar los grandes principios del marketing y sacar el máximo partido a su vertiente online.
  2. Usa cupones descuento: aunque a corto plazo pueden reducir tus ingresos a largo harán que tengas más clientes. Es una buena solución si tu cliente valora el precio o si tienes un producto de calidad con un elevado margen de beneficio que pueda soportar ese descuento puntual.
  3. Compra mejor: uno de los gastos que debes cubrir para alcanzar tu punto muerto son los gastos variables. En el caso los productos hablamos de que comprando mejor, lo que a veces implica comprar proveedores o renegociar condiciones, podrás rebajarlos.
  4. Externaliza parte de tu negocio: siempre que no sea nada clave para tu marca o satisfacción del cliente, puedes subcontratarlo fuera de tu negocio. Así conseguirás reducir los gastos fijos y por lo tanto necesitarás menos ventas para alcanzar tu punto muerto. Por eso es tan importante que calcules bien tus gastos iniciales para así evitar sobrecargar tus gastos fijos desde el principio.
  5. Aumenta los precios: es la solución más rápida para conseguir aumentar los ingresos sin aumentar también los gastos. El problema es que dependerá de si tu cliente tiene capacidad de pago y sobre todo de su sensibilidad al precio. Por eso es el último de los consejos para alcanzar tu punto muerto. A veces no hace falta aumentar los precios sino reducir los descuentos, en cuanto a su importe y su frecuencia. Así conseguirás aumentar tus ingresos sin aumentar los precios.

Tú opinión es muy importante para nosotros, así que te invito a que dejes tus comentarios y opiniones. Y si crees que el post puede ser de utilidad para otras personas, ayúdanos a difundirlo a través de Redes Sociales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.