Cómo vender a diferentes tipos de clientes y cómo tratarlos

Lo primero que hay que tener claro, es que hay diferentes tipos de clientes, el público objetivo, potencial, eventual y habitual y hay que saber cómo tratar a los diferentes tipos de clientes. El público objetivo es un concepto más de marketing que de ventas, pero es importante conocerlo, el potencial cliente es aquel que está dentro del público objetivo pero que todavía no nos compra.  

Existen diferentes tipos de clientes, ¿cuáles son los diferentes tipos de clientes? Uno de ellos es el cliente eventual, es aquel que aunque nos compre, no está fidelizado, es decir, mañana se puede ir a la competencia, y el habitual es aquel que nos compra y está fidelizado, no se irá a la competencia. 

¿Qué son los tipos de clientes que hay? Ahora comentaremos los tipos de clientes que nos podemos encontrar según cómo actúen, en primer lugar tenemos el cliente silencioso, es callado y reservado, no sabes nada de su vida, de lo que está buscando ni el presupuesto que tiene. 

La táctica que hay que seguir es la clave de las preguntas abiertas, aquellas preguntas en las que tiene que explicar y no puede responder con un sí o un no, tiene que desarrollar la respuesta. 

El segundo tipo de cliente que nos podemos encontrar es el cliente reflexivo, lento en palabras y en movimientos, piensa lento, es gente que piensa muchísimo y el proceso de venta va lento y parece que nunca se cierra, la táctica a seguir es ayudarle a pensar, piensa por él, ayúdale a pensar y a que así pueda superar todos los obstáculos que se plantee, el mayor error que puedes cometer sería presionar, necesitan tiempo. 

Otro perfil de tipo cliente sería en una empresa es el desorientado, desconoce nuestro producto o servicio, a este tipo de cliente hay que darle mucha información pero de forma sencilla, al estar más informado para comprar, el error que hay que evitar es incidir en ese desconocimiento, no hacerle preguntas si desconoce el producto o el sector. 

En cuarto lugar,otro tipo de cliente de marketing es el cliente indeciso, aquel carente de iniciativa, incapaz de tomar decisiones, hay que ayudarle a tomar la iniciativa para que tome la decisión pero hay que hacerlo de forma sutil, el mayor error que se puede cometer es que dudes, hay que demostrar que lo tenemos claro, y nada de indiferencia, transmitir energía e iniciativa. 

El cliente discutidor es brusco, sarcástico, con tono de voz alto, en este caso, hay que intentar tener control emocional atado, no hay que discutir y no llevarle la contraria a este tipo de cliente, por lo tanto hay que pensar lo que hay que decir, ser amable y educado, el error que se puede cometer es contestar sin pensar los argumentos, y medir cada palabra.  

¿Cómo vender mejor? Para vender mejor hablaremos acerca de otrotipo de cliente, es el cliente distraído, de difícil concentración salvo en temas de su interés, con este tipo de cliente es difícil captar su atención, salvo que estemos hablando de algo que le interese, tenemos que actuar buscando captar la atención hablando de aquello que le interesa y asi empezara a hablar contigo y se mostrará más abierto y eso lo podrás llevar a la venta del producto, y si hay algo que le interesa mucho, centrate en hablar de ello.

 ¿Cómo tratar este tipo de clientes ? El error a evitar es que esté distraído durante mucho tiempo y que no haya interés, el séptimo tipo, el cliente nervioso, es una persona impaciente e inquieta, que tiene prisa, con el cliente nervioso hay que intentar que se relaje, que se quite el nerviosismo, para eso hay que intentar movernos rápido y hablar rápido, de esta manera demostramos que su prisa nos importa, cuidado con el error a evitar con dejar de contagiar con su prisa y solo darle información , hay que seguir argumentando y con el proceso de ventas. 

Estos diez tipos de clientes cómo el cliente hablador, persona charlatana que le gusta hablar de cualquier cosa, y nos hace perder el tiempo y no se centra en el foco de la conversación que es vender, la táctica sería no dejar de hablar, pero llevarle a la compra, el error sería darle pie para que hable de otro tema y que no nos lleve a la compra y malgastar energía.

 El cliente importante, es aquel que su importancia deriva de su estatus social o económico, por ejemplo persona famosa, o persona que gasta mucho dinero o empresa grande, la táctica a seguir es escuchar con mucha atención, al mejor trato, tener mucho tacto, tratarle muy bien. 

Lo que jamás hay que hacer con un cliente importante es contradecir de forma directa, con esto podremos vender mejor. El cliente realista es aquella persona a la que no le gusta perder el tiempo, hay que tratarle de forma concreta, si hace una pregunta respóndela, y actúa como si fueses un asesor, el mayor error sería no responder a las preguntas que te haga, porque no tienes información o porque estas distraído.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.