Emprendedor, ¡pon a prueba tu área financiera!

El área financiera suele ser el talón de Aquiles de muchos negocios, al no disponer de grandes recursos financieros y ver cortado su acceso a la financiación como consecuencia de la crisis. El área financiera suele ser llevado por el propio emprendedor o como mucho por un asesor externo que básicamente lleva la contabilidad y los impuestos. Pero no por financieros profesionales que realmente sepan controlar la solvencia, rentabilidad y sobre todo la liquidez del negocio. Por eso es fundamental que como mínimo cada mes, y no cuando llega la hora de liquidar los impuestos del trimestre, realices un autodiagnóstico de tu área financiera. Para ello debes de preguntarte:

  • ¿Los plazos de cobro y de pago son los correctos?: recuerda que cobrar rápido y evitar impagos es básico para mejorar la tesorería de tu empresa.
  • ¿Las fuentes de financiación son las adecuadas en cuanto a plazo, importe y coste?: muchas empresas recurren a buscar financiación cuando la necesitan con más urgencia. Sin duda ese es el peor momento, porque se endeudarán con financiación a corto plazo y de alto coste. Por eso es fundamental proteger tu tesorería al reducir tus necesidades de financiación reduciendo stocks y plazos de cobro a clientes, así como vigilando el efecto financiero del IVA soportado.
  • ¿Se lleva la contabilidad al día para realizar previsiones de tesorería?: como te decía antes, hay que vigilar el área financiera mensualmente y no cuando liquidamos los impuestos del trimestre. Muchas veces por culpa de las empresas o de los asesores contables, no se lleva una contabilidad al día que permite anticiparse a los problemas de tesorería. Por eso te recomiendo usar programas de facturación como FacturaPro, en vez de la típica plantilla en Word o en Excel. Porque además de llevar un mejor control de las facturas emitidas, podrás controlar los cobros de tus clientes.
  • ¿Se mantiene una buena relación con los bancos?: trabajar con varias entidades financieras (pool bancario) permite no depender de una sola entidad así como aumentar los límites de financiación al tener diversificada las fuentes de financiación. Enviar periódicamente información financiera es otra de las labores básicas para mantener una buena relación entre el área financiera de la empresa y la banca. Todo esto demostrará que sigues una buena política financiera y te ayudará a la hora de solicitar financiación.
  • ¿Se realiza un análisis de la cuenta de resultados?: y no me refiero a modelos fiscales, sino a un modelo de cuenta de resultados orientado a la gestión del negocio. Es decir según un modelo diseñado por el área financiera para que sea útil para la toma de decisiones y no sólo para liquidar impuestos.
  • ¿Se miden los diferentes tipos de rentabilidad del negocio?: la rentabilidad es un indicador básico para el área financiera, porque puede dar pistas de ciertos problemas como inversiones improductivas, mala política de cobros, exceso de deudas, etc.
  • ¿Se están cumpliendo las políticas de crédito?: una buena forma de evitar impagados es fijar una política de crédito que establezca los mejores medios para cobrar a tiempo, los límites de ventas para cada tipo de cliente (en especial si es nuevo), y los procedimientos a seguir en caso de impago.

Tú opinión es muy importante para nosotros, así que te invito a que dejes tus comentarios y opiniones. Y si crees que el post puede ser de utilidad para otras personas, ayúdanos a difundirlo a través de Redes Sociales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.