¿Realmente es el momento de hacer crecer tu negocio?

Últimamente suena se oye que es «el momento de hacer crecer tu negocio», publicidad de bancos nos aconseja ampliar el negocio financiándolo en unas condiciones ventajosas. Cierto es que hemos llegado a un punto donde más abajo ya no se puede estar, y por lo tanto sólo cabe esperar que vayamos mejorando. El problema no es sólo que no sabemos cuánto tardará en producirse y consolidarse esa mejoría. Sino que muchas empresas han sufrido ajustes tan duros que no están preparadas mentalmente para un posible recuperación. Como ya sabes las emociones son claves en el éxito empresarial, y ahora mismo poca gente se encuentra con ganas de endeudarse con la intención de seguir el consejo de «hacer crecer tu negocio». Sin embargo aunque no esté de acuerdo con el motivo de ese consejo publicitario, sí que comparto que es el momento de hacer algo. Lo peor del temporal ya ha pasado y es el momento de dejar de centrarse en los problemas y empezar a centrarse en las soluciones. Muchas empresas han desaparecido pero las que han resistido se encuentran con una gran oportunidad de mercado que deben de sabe aprovechar.

La economía se basa en expectativas, por eso es una ciencia que tiene más de social que de matemático. Y el poder de éstas es enorme, como pasa en los mercados financieros. Si la demanda se mueve nada puede con ella, tanto para bien como para mal. Es como coger una ola con una tabla de surf, la ola perfecta no avisa simplemente llega. Y sólo los que permanecen en la fría agua, esperando pacientemente pero con fe, son aquellos que pueden coger la ola desde el inicio hasta el final. Por eso debemos estar preparados pero sin hacer locuras, porque ahora mismo crecer puede ser importante. De hecho es un objetivo estratégico básico de cualquier empresa, porque a la larga una gran cuota de mercado permite tener más ingresos y ventas. Pero no debemos de olvidar la gran lección de la crisis: poder hacer más con menos. Es decir no olvidar nunca que un negocio debe ser ante todo rentable.  Y aunque no hay que olvidar la prudencia al valorar si es el momento de hacer crecer tu negocio, no permitas que ésta te limite.  Porque el momento de atreverse y de romper con la tendencia actual es ahora. Y para ello debemos de innovar, lo que no supone tener que invertir dinero sino usar el marketing lateral, volver a emprender, a ser proactivos para anticiparnos a los cambios. Lo que para las empresas ya existente implica reinventarse, y para las que están por venir supone orientarse al mercado y lanzarse al mercado en el menor tiempo posible para coger con el pie cambiado a la competencia.

Tú opinión es muy importante para nosotros, así que te invito a que dejes tus comentarios y opiniones. Y si crees que este artículo puede ser de utilidad para otros emprendedores y negocios, ayúdanos a difundirlo a través de Redes Sociales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.